» » » El lema de los templarios – breve historia y significados

El lema de los templarios – breve historia y significados

Posté dans : Art, Avis, Éducation, FR | 0

Autor Michael Riche-Villmont
Copyright©2016.Todos los derechos pertenecen al autor Michael Riche-Villmont.

“Non nobis Domine, non nobis, sed Nomini Tuo da Gloriam!”

Es el conocido lema y la oración de “Los soldados pobres de Cristo y del Templo de Salomón”, de Jerusalén, en resumen, los Caballeros Templarios. Lema adoptado a los comienzos de la existencia de la Orden Templaría, en el siglo XII y tomado por todas las Órdenes que se proclaman continuadoras de las tradiciones templarías.
¿Pero qué significa esta expresión utilizada en el idioma latín y cómo han llegado los templarios medievales adoptarla como lema y como Credo espiritual?
La frase de más arriba no es una expresión inventada por los caballeros templarios, sino el Salmo 113:9, con la siguiente escritura completa: “No a nosotros, Señor, no a nosotros, sino a tu nombre da la gloria, por tu bondad, por tu lealtad” . Desde el primer canto de este Salmo y hasta su adopción como lema de los caballeros-monjes cristianos, han pasado 2000 años, y la adopción de este lema no se ha hecho al azar, sino de manera natural, en el contexto de una evolución espiritual predestinado para los atrevidos soldados del cristianismo.
Primero, vamos a ver que es el Salmo. El Salmo es una oración de humildad, de arrepentimiento, o de alabaza hacía Dios, dicha en la manera en que está escrita en Los Cantares – Salterio. Las más antiguas oraciones, o cantos religiosos cristianos son los Salmos, tomados del culto judío. Los Salmos, en número de 151 están agrupados en 5 secciones, así como han sido categorizados en el libro hebreo Torá, agrupación hecha según ellos expresan: alabanza, arrepentimiento, dolor, tristeza. Por eso, el Salterio ha sido nombrado también el Libro del alma.
Los Salmos, en judío, significa el Libro de Alabanzas porque estas alaban la Obra de Dios y su cuidado hacia todos los seres. Los autores de los Salmos han sido los grandes eruditos de la antigüedad, verdaderos iniciados en las ciencias espirituales, entre cuales también la religión: David, Salomón, Ethan, Moisés, Ezequías, etcétera. El Rey David ha escrito más de 70 Salmos, Salomón ha escrito 18 Salmos, entre los cuales parece que también el Salmo 113. Los grandes sacerdotes judíos no han hecho otra cosa más que registrar y clasificar los Salmos, el último grupo de Salmos, el quinto, siendo denominado LA PERFECCIÓN Y LA ALABANZA DE LA PALABRA DE DIOS. De esta sección forma parte también el Salmo 113: 9 con la siguiente escritura que ya la he mostrado: No a nosotros, Señor, no a nosotros, sino a tu nombre da la gloria, por tu bondad, por tu lealtad.
Por lo tanto, el Salmo 113:9 muestra que la Gloria de Dios es tan grande, que no solamente los hombres le cantan la Gloria, sino también el mar, las montañas, la tierra y el rio Jordán. Y esta gran Gloria debe ser exaltada siempre, dicha y cantada porque siempre se manifiesta la Obra del Señor . Para los hebreos, el Salmo tiene un significado especial, mediante él se acuerdan siempre que Dios los ha salvado de Egipto, ensenándole a Moisés lo que tiene que hacer para liberarlos de la esclavitud.
La religión cristiana ha tomado el Salterio de los judíos y ha introducido los Salmos en todas las misas religiosas, según criterios bien escogidos. El Salmo 113, por ejemplo, se canta en la semana Santa, antes de las Pascuas. Pero no solamente. Tanto los judíos como también los sacerdotes y los monjes cristianos cantaban este Salmo tantas veces que ocurría algo milagroso, raro, u obtenían un gran éxito en su actividad. Lo consideraban una alabanza al Señor por su grandeza y su bondad en relación con la petición y el vacio humano frente a la Divinidad. Al mismo tiempo, los cristianos agradecen a Dios porque su Hijo ha tomado los pecados de la humanidad y que lo ha resucitado el tercer día después de la crucifixión.
Más tarde, el Salmo ha sido dicho y cantado como oración de agradecimiento por parte de los cristianos cuando han obtenido la victoria en las batallas que llevaban con frecuencia, tanto en los reinos cristianos, como también contra los de otras religiones. Se considera que la victoria podría ser lograda solamente con la voluntad de Dios y por eso le traían cantos de alabanza. De diversas fuentes documentales, nos enteramos que el Salmo 113 ha sido cantado con frecuencia por los capellanes que acompañaban los ejércitos cristianos en la primera cruzada, así que la oración en la forma que la conocemos, “¡Non nobis Domine, non nobis, sed nomini Tuo da Gloriam!” se ha vuelto bien conocida y cantada por los soldados cruzados. O, mejor dicho, desde entonces ha comenzado ser utilizada muy seguido como manera de agradecer para cualquier victoria, grande o pequeña.
Uno de los momentos significativos de la primera cruzada, en cual los cruzados han agradecido al Señor diciendo el Salmo 113:9, ha sido la batalla de la Fortaleza Antioquía. Siendo en inferioridad numérica, después de la conquista de la fortaleza, en junio de 1098, los ejércitos cruzados debían rechazar un contraataque del ejército musulmán. Movilizados por la noticia que en la iglesia de la fortaleza ha sido encontrada la Lanza Sagrada, los cruzados han derrotado a los musulmanes. La victoria de los cruzados ha hecho que el Salmo sea considerado una oración muy poderosa, lo que traía la victoria a los cristianos, y después de la conquista de Jerusalén, en agosto de 1099, se ha vuelto un verdadero lema de la nueva hermandad caballeresca “La Orden del Santo Sepulcro”. Los Templarios han adoptado este lema debido al hecho de que cinco de los nueve fundadores han sido según algunos datos, caballeros del Santo Sepulcro. El lema ha sido aceptado por San Bernardo de Claraval, quien consideraba, en su obra…. Que los únicos verdaderos caballeros son los miembros de las Órdenes militares religiosas. A lo mejor también por eso, este lema ha sido uno de los más conocidos, con significados y efectos de los más profundos.
En el periodo del feudalismo tardío, después de la cancelación oficial de la Orden, encontramos nuevamente el lema sobre muchas construcciones de Inglaterra y Escocia, lo que denota la continuidad de la existencia y de la manifestación del espíritu templario.
¿Cuál es el significado de este lema? Creemos, en primer lugar, que por la adopción de este Salmo como lema, los templarios han expresado su Credo:” ¡Creo en Dios, le dedico mi vida y lucho en su nombre y para su Gloria!” Han declarado su fe cristiana y su obediencia frente a Dios.
Empezando del hecho de que el Salmo hubiera podido ser escrito por Salomón o por David según sostienen varios investigadores, otro significado sería el de continuidad de la obra espiritual de los dos reyes. La búsqueda de la Luz y de la Verdad de Dios el Rey David ha recibido el mensaje de Dios para la construcción del Templo, y su hijo el Rey Salomón, lo ha puesto en práctica, ha construido el magnífico Templo que combina los dos lados: lo material y lo espiritual. La oración de glorificación de Dios fortalece espiritualmente al combatiente, al templario, renacido en el Templo de Salomón como noble caballero de Cristo. Él, el combatiente, defiende la fe cristiana no solamente en el campo de combate, sino también espiritual, comenzando con su propia elevación espiritual.
Podemos apreciar como siendo un importante significado del lema tomado del Salmo y por eso la movilización religiosa, moral y espiritual de los caballeros antes de las acciones militares para derrotar a los enemigos. El estado de ánimo del combatiente ha sido y es la más importante arma de cualquier soldado en el combate, que asegura el logro de la victoria, y la oración tenía justo el papel activador en el combate.
Un aspecto interesante es también la manera de expresar las oraciones. Los Salmos y en general las oraciones cristianas, eran dichas como poemas rimados, poemas con rima blanca o cantos. De hecho, más de un tercio de estas oraciones eran cantadas a veces también acompañadas por instrumentos rudimentarios, de época. Es una gran diferencia entre canción y canto. El canto, muy ágil, contiene en su texto parábolas o postulas con una gran carga de sabiduría. Justo la noción de Canto significa « Iluminación » o « Sabiduría « , lo que explica porque los Salmos han sido llamados también Cantos.
El aspecto no ha pasado de la vista de los grandes compositores quienes han hecho música para distintos Salmos. Los Salmos, como obra musical, tienen una armonía muy especial por su carga espiritual y la musicalidad especifica de las oraciones religiosas.
El Salmo 113:9 es un canto, igual como las otras oraciones del Salterio, con una inconfundible melódica.
Recitado, por escrito o cantado, el lema templario ha sido y sigue siendo una expresión llena de significados, de sabiduría, que ha transcendido el tiempo a lo mejor debido a su complejo simbolismo.
En relación con la gran contribución de San Bernardo de Claraval al reconocimiento, desarrollo y existencia, en general , de la Orden de los Caballeros Templarios, podemos sacar algunas conclusiones:
– La Orden de los Caballeros Templarios tenía como principal caracteristica, que los nobles caballeros, militares por definición,educación y formación , han aceptado y adoptado la vida monástica, conservándose al mismo tiempo también la calidad de militares.
– San Bernardo, junto con Hugues de Payens y los otros caballeros fundadores, han logrado crear un verdadero mundo de los templarios, un verdadero espíritu templario, totalmente diferente del mundo laico o monástico. Este mundo de los templarios tenía sus propias reglas, derechos y obligaciones, era independiente en una época feudal de fragmentación territorial y de grandes privilegios de los señores. El espíritu del mundo de los templarios ha creado un nuevo tipo de combatiente, que tenía en su mano derecha la espada y en la mano izquierda la Biblia, sometido totalmente a sus comandantes y no solamente a ellos, contento de dar su vida por su fe, por su hermano templario, pero también por los cristianos de la Tierra Santa.
– Este mundo de los templarios, con sus propias reglas, ha generado una multitud de mitos, leyendas y supersticiones debido a los secretos, misterios en que vivían y morían los templarios, lejos de los ojos de la Iglesia y de los reyes.
– El espíritu del caballero templario ha trascendido el tiempo y a lo largo de los siglos ha consolidado el prototipo de este genero de combatiente como precursor de las tropas especiales modernas.
– La Orden Templaria, igual que la Orden Cisterciense, han sido las primeras organizaciones transnacionales de una eficiencia especial, verdaderos modelos de organización y estructura administrativa. La propagación de la Orden Templaria en los paises cristianos se ha hecho con el apoyo directo de los monasterios cistercienses y de los sacerdotes que muchas veces enviaban ellos mismos nobles hacia la Orden Templaria.
Y una gran parte de este logro de excepción se le debe al visionario San Bernardo de Claraval.

Copyright©2016.Todos los derechos pertenecen al autor Michael Riche-Villmont

Véase el libro : Michael Riche Villmont, San Bernardo de Claraval y las Órdenes Caballerescas, edición 2015.

Laisser un commentaire

Votre adresse de messagerie ne sera pas publiée. Les champs obligatoires sont indiqués avec *