» » » Los Caballeros de Malta …en la Isla de Malta. In memoriam Frère Gérard L’Hospitalier

Los Caballeros de Malta …en la Isla de Malta. In memoriam Frère Gérard L’Hospitalier

Posté dans : Art, Avis, Éducation, FR, Livres | 0

Autor Michael Riche-Villmont

Copyright©2016.Todos los derechos pertenecen al autor Michael Riche-Villmont.

… El viaje en el avión de Barcelona hacia la Isla de Malta me ha dado la posibilidad de leer nuevamente algunas cosas interesantes sobre la historia del archipiélago de Malta, una historia más que atractiva. Conozco bastante bien la historia del archipiélago, he escrito una novela sobre la hermosa Isla de Malta y sobre Barcelona, pero cada vez que encuentro una nueva obra, una nueva guía sobre Malta, las leo con gusto. Sobre todo que la historia del archipiélago y la historia de la Orden de los Caballeros de Malta se complementan mutuamente, un período bueno de tiempo, entre los años 1530 y 1798, el archipiélago siendo administrado por los miembros de la conocida Orden caballeresca.
He leido nuevamente con gusto también unas páginas de una obra sobre la historia de los Caballeros Hospitalarios, historia antigua, de comienzo de la noble Orden, historia hecha por Frère Gérard, para el desarrollo del espíritu humanitario de …los hombres. Historia interesante, misteriosa, pero una historia ejemplar del humanitarismo.
El tiempo ha pasado muy rápido, o así me ha parecido y hemos llegado al aeropuerto Luqa, a 3 millas Sur de La Valetta. Luego, después de un cuarto de hora, entrabamos en la ciudad capital de la isla y del archipiélago de Malta, ciudad del alma de cada portador de la cruz blanca. Ciudad que lleva la marca visible , evidente del espíritu de los hospitalarios, de San Juan Bautista, liderados por el caballero La Valetta. Las fortalezas, las iglesias, los palacios, los callejones estrechos, todas las antiguas construcciones reflejan el estilo de vida material y espiritual de los caballeros hospitalarios de Frère Gérard L’Hospitalier, la vida modesta en lo que concierne lo material, el confort y elevada en lo que concierne lo espiritual. Todas las construcciones han sido elevadas con gran arte, para mostrar a sus seguidores la alta espiritualidad de los caballeros hospitalarios, la fe, la lealtad y su sacrificio, virtudes cristianas convertidas en valores morales intrinsecas, necesarias aun a la vida moderna.Mirando las calles de la ciudad, esperaba ver aparecer caballeros de la fortaleza por donde estabamos pasando con el carro, del palacio del gran maestro, de Église Saint Jean Baptiste (La Iglesia San Juan), de cualquier calle; caballeros vestidos con los famosos mantos con sus simbolos negros con cruz blanca, orgullosos de lo que han realizado, de toda su historia, de lo que han dejado a los hombres como un verdadero testamento para los nobles caballeros hoy en día y más allá.
Esta espera me ha hecho recordar el propósito de venir a Malta: la conmemoración como cada año, de la partida al Señor de Frère Gérard, al 3 de septiembre de 1120. Era un encuentro que reunía caballeros hospitalarios de todo el mundo, oportunidad para reflexionar, meditar y rememorar, también orar para el espíritu del gran y primer maestro reconocido de los hospitalarios y para las almas de todos los hospitalarios que se han ido al Reino Divino.
He venido a esta conmemoración por la sugerencia de un amigo, quien había leido mis dos libros sobre la Orden de los Caballeros Hospitalarios. Me ha dicho que venga a Malta, como histórico, para investigación, esto sindo uno de los mejores lugares para conocer el espíritu de los caballeros, de la nobleza y de la espiritualidad hospitalaria, caballeros de Malta. La conmemoración tenía lugar el otro día , el domingo en la mañana, mediante una misa religiosa desarrollada en Église Saint Jean Baptiste,(la Iglesia San Juan), así que teníamos un día a disposición para visitar la ciudad que llevaba el nombre del gran maestro La Valetta.
Conozco la ciudad y la isla, pero cada vez encuentro igual que los demás visitantes, nuevos lugares, o nuevas perspectivas de las construcciones y de la zona. Aquí, la historia, el pasado y el presente están tan armoniosamente combinados que parecen un todo, una combinación de las épocas históricas, de las culturas, de las civilizaciones que crean un otro mundo, en cual vives en el mismo tiempo en la Edad Media y en el presente. Es una extraña sensación de experimentar temporalmente, en cual el estilo medieval de las construcciones, el arte arquitectónico de los complejos urbanos, los misterios que los intuimos en cada edificio, te hacen sentir casi fisicamente, el paso de una época histórica a otra.
Con una semejante impresión he llegado al hotel y he dormido pensando en La Valetta y sus caballeros, a los esfuerzos de continuar existiendo aqui en Malta las guardias del mundo cristiano. Recompensados por Napoleón y la revolución francesa, con la abyección de Malta. ¡Ironía de la historia!
En la mañana, he llegado a la conocida Église-cathédrale Saint Jean Baptiste, ubicada en la calle (Triq) San Gwann, mucho más antes de la hora del comienzo de la misa religiosa, para encontrar un lugar de donde poder seguir la misa. En la entrada principal en la catedral habían unos veinte caballeros hospitalarios, vestidos con sus mantos espectaculares y armados con espadas, preparados a recibir a los invitados con el honor específico caballeresco.
Por un sentido de respeto para ellos,los caballeros, he evitado la iglesia y me he dirigido hacia la entrada lateral, destinada en los tiempos pasados al acceso de los caballeros, como señal de modestia. Me he detenido, sorprendido, a la entrada y he leido las palabras inscritas arriba de la puerta:
« Vosotros que camináis ahora sobre los muertos, no olvidéis que un día, otros caminarán sobre vosotros”. Impresionantes, profundas palabras,llenas de sabiduría y verdad porque la vida terrenal es pasagera, y nosotros no somos omnipotentes, no somos dioses, sino somos mortales y debemos comportarnos como tal, respetando las leyes escritas, las no escritas, y las Divinas. Impresionado por el significado de las palabras inscritas arriba de la entrada, he pisado los datos de la piedra pulida, en la espléndida iglesia construida entre los años 1572 y 1577, del orden del gran maestro Jean de la Cassière, según los planes de un arquitecto local, Girolamo Cassar. La iglesia no era solamente un lugar de oración, sino un lugar para Convento, las juntas de los caballeros donde hablaban tanto de sus problemas actuales, como también de los generales, de importancia especial para la Orden. Modesta en los primeros años, la iglesia ha sido decorada con posterioridad con piezas arquitectonicas y obras de gran arte. He tenido la posibilidad de admirar la pictura de Caravaggio, “La Decapitación de San Juan Bautista”, realizada en 1608. Luego, en Oratoria, he admirado la otra pictura de Caravaggio, “Saint Gerome”, sintiéndome en un verdadero museo de arte.
El cuerpo de la naos, grande, impresionante por las paredes arqueadas y las pinturas decorativas, por la atmósfera piadosa y al mismo tiempo de fiesta, te hacia caminar con gran cuidado, buscando perderte en la atmósfera como parte componente de ese lugar divino.
En los espacios de paso entre el cuerpo de la naos y los lados laterales delimitados por pilares que sostenian los grandes arcos, todos cubiertos con espléndidos estucos,se encontraban caballeros y Señoras de la Orden, vestidos con su ropa elegante, cosa que embellecía la atmósfera de fiesta del interior. Y un número grande de sacerdotes pasaban apurados de un lugar al otro, haciendo los preparativos finales para el comienzo de la misa.
Antes de ocupar un buen asiento, con perspectiva sobre el altar, di un tur para ver las dos capillas de la iglesia, una destinada a la Santa de Philermos y ocho destinadas a cada cuerpo nacional( a cada idioma que se habla en la Orden).
En los acuerdos de los cantos cristianos, los sacerdotes y el coro han ocupado sus asientos, luego han entrado en el corredor dejado por el número extremadamente grande de participantes, los invitados, los grandes sacerdotes y los grandes caballeros de la Orden. Y así, la misa ha comenzado, el ritual desarrollandose en una atmósfera imprensionante, de gran elevación espiritual. El ritual de la misa católica religiosa es desde luego muy hermosa, trayendo sentimientos verdaderamente divinos. Impresionante ha sido el pequeño recital de música gregoriana, música antigua, así como intonaban los antiguos monjes.
Luego, me han gustado especialmente las palabras hermosas dirigidas al fundador de la Orden, conocido por nosotros, el público en general, como Frère Gérard. Acompañadas por los acuerdos Missa Brevis de Haynd, las palabras han tocadoa los corazones de los oyentes.
Joven monje en un monasterio de Amalfi, Gérard de Soussa tenía un gran deseo: el de ir a la Tierra Santa, siguiendo los pasos de Jesús. Cosa que ha ocurrido, por su alegria, y una vez llegado a la Tierra Santa, ha quedado en Jerusalén para siempre. Ha servido a Dios al asentamiento de la Santa María Latina, asentamiento hospitalario, y después de 1080, una vez con la extención del asentamiento hospitalario San Juan Bautista, destinado al cuidado de los hombres enfermos, se ha vuelto el abad del monasterio Benedictino de monjes hospitalarios.
Durante el asedio de Jerusalén por los cruzados cristianos, Frère Gerard y los demás monjes han ayudado a los cruzados tirandoles comida por encima de los muros. Por su acto, ha sido torturado por los egipcios, y después de la conquista de la Ciudad Sagrada por los cristianos, en agosto de 1099, se ha regresado al asentamiento San Juan. Hasta el final del año ha organizado a los monjes hospitalarios en una Orden monástica, y luego ha recibido en la Orden también a algunos caballeros cruzados para que aseguren la vigilancia de los asentamientos que serian establecidos, como también a los peregrinos cristianos. En 1113, el Papa ha aprobado la fundación de Ordo Equitum Hospitaliorum Sancti Iohannis Hierosolimitani, como misión hospitalaria.
Hasta que se vaya Frère Gerard con Dios, en septiembre de 1120, la Orden ha establecido cientos de establecimientos hospitalarios en la Tierra Santa y en el Norte del Mediterráneo , logrando difundir en el mundo cristiano el concepto de la actividad hospitalaria, con grandes construcciones cristianas que tenían en la composición iglesia, posada y hospital.
Por consiguiente, está justificado el hecho de que el espíritu y el concepto hospitalario de Frère Gerard se han desarrollado, siendo hoy en día abrazados, perfeccionados y aplicados en el mundo entero
Las palabras de cierre:” Honor y gratitud a él y a los hospitalarios” con razón han electrificado la asistencia. Ha sido el momento que me ha determinado escribir lo que he sentito durante la misa, elaborando este ensayo.
La parte final del ritual religioso ha mostrado cuan espectacular puede ser el desfile de los Caballeros y de las Damas de Malta, en una sincronía y armonía perfecta. ¡Un verdadero espectáculo! Recompensado con aplausos por parte de la asistencia de la catedral.
Desde luego he felicitado a mi amigo, el caballero, por el éxito de toda la acción.Y le he agradecido para la oportunidad de volver a ver uno de los lugares importantes de la historia de Europa y del caballerismo. Pero también para la oportunidad de participar a una de sus acciones, aun solamente como espectador. ”Esto no es todo”, me ha explicado mí amigo. “Estás invitado a la cena caballeresca, donde puedes conocer directamente el espíritu hospitalario”. Ha sido una de las más hermosas propuestas que me ha hecho, propuesta que me ha honrado. He aceptado con alegria esta oportunidad de conocer, directamente, en el lugar de los hechos, a la nobleza de los hospitalarios, de los caballeros de Malta. La simplicidad del comportamiento, pero también la majestuosidad de esos nobles caballeros, el respeto que se otorgaban unos a los otros. ¡Para mi, ha sido y se queda un ejemplo de educación, perpetuada durante siglos!Y he pensado nuevamente, que este es el beneficio de mi viaje: conocer personas de gran valor, en su casa.
Bibliografía adicional:
https://en.wikipedia.org/wiki/Saint_John%27s_Co-Cathedral
http://www.visitmalta.com/st-johns-co-cathedral?l=4 [archive] Portail de l’ordre de Saint-Jean de Jérusalem

Laisser un commentaire

Votre adresse de messagerie ne sera pas publiée. Les champs obligatoires sont indiqués avec *